Martes, Noviembre 12, 2019

El fraccionamiento de medicamentos y la venta en góndolas comenzarán a regir a partir de agosto.
Tras cinco años de tramitación, la ley de fármacos finalmente fue promulgada. Sin embargo, aún no está excenta de críticas. Entre los principales puntos de la normativa, se obliga a las farmacias a disponer en sus estantes de fármacos bioequivalentes, los que son de menor precio y tienen una calidad similar a los medicamentos fabricados por los laboratorios bajo otros nombres. La idea es evitar que las farmacias nieguen su existencia a los consumidores.

"Todos estos medicamentos van a tener que estar dispuesto en las farmacias grandes, en las farmacias pequeñas, en las cadenas, en las farmacias de propietario individual y aquí no puede haber diferencia ante la ley", explicó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Pero aún cuando la iniciativa ya fue aprobada, las farmacias independientes aseguraron que no van a poder cumplir con el requerimiento mínimo de bioequivalencia. "Yo le puedo nombrar cien producto que en este momento no están en el mercado no por culpa de las farmacias, esto se lo digo a la población. Son los laboratorios farmaceúticos que en algún momento no les interesa el producto y lo dejan de vender", afirmó Héctor Sánchez, Presidente de la Asociación de Farmacias Independientes.

En tanto, para el Colegio Químico-Farmaceútico esta nueva ley ha generado confusiones en la población respecto a la bioequivalencia. Además, según el gremio el bajo costo no sería tal. "La bioequivalencia con que los precios van a bajar, ejemplos extremos donde van a bajar 3 mil porciento o un 300% le da falta de expectativas a la ente que no van a bajar casi nada de eso se van a ir bajando en el tiempo pero progesivamente y poco", puntualizó el presidente de la organización, Mauricio Huberman.



Fuente: www.cnnchile.cl