Lunes, Octubre 26, 2020

La carrera contrarreloj que ha emprendido la ciencia para contener los contagios por coronavirus SARS-CoV-2 está a punto de tener un importante avance, con un fármaco ya existente que podría ser clave en la recuperación de pacientes en estado crítico.

Se trata del remdesivir, un antiviral que ha sido clave contra los virus del Ébola, el MERS de medio oriente y que ahora vuelve para enfrentar al COVID-19. Su uso está dirigido para quienes luchan bajo el alero de un ventilador mecánico, porque la dosis actuaría como un neutralizador, para evitar que el virus continue ganando terreno en nuestro organismo.

“Su mecanismo de acción principalmente es inhibir a una enzima que produce la duplicación del material genético del virus, y por eso estaría evitando que este se multiplique rápidamente en las personas”, explica Mario Faúndez, profesor de farmacología de Facultad de Química y Farmacia de la U. Católica.

La información sobre cómo actúa este fármaco se obtuvo tras ser suministrado a un total de 53 pacientes en países como Estados Unidos, Japón y algunas naciones europeas.

Un 68% de los pacientes logró obtener menos oxigenación proveniente del ventilador, fue el resultado que arrojó este estudio. Incluso, varios lograron salir de cuidados intensivos luego de recibir las dosis de remdesivir.

Al respecto, Nicolás Muena, investigador de Fundación Ciencia y Vida aclaró que “presentaron una mejoría y se recuperaron tras recibir el tratamiento con la droga. Sin embargo, se trata de un estudio bastante pequeño de solo 53 pacientes y que no ha sido comparado con otro grupo que no hayan recibido la droga”.

Otro dato a tomar en cuenta es que un 13% de los pacientes testeados no logró sobrevivir, pero el resultado, al ser comparado con el mismo número y condición de hospitalizados en China, sí se encontró una ligera esperanza de recuperación.

“Tendríamos por un lado una mortalidad cercana al 13% y en otra cercana al 23, 25% de los casos. De manera que ellos, Giliaavane Science, han considerado que es bastante positiva, hasta la fecha, los resultados que han conseguido con esta droga remdesivir”, dijo Muena.

Este fármaco se suma a otros medicamentos que están, según los expertos, dando resultados esperanzadores, en medio de grandes esfuerzos de la ciencia por encontrar un tratamiento efectivo por lo que están probando diversas drogas.

“Los derivados de la quina, como cloroquina, hidroxicloriquina, la mefloquina a mi juicio son los que, al parecer, podrían tener mejor resultado. Otra arista que se esta batallando, es el uso de algunos fármacos antiparasitarios como la ivermectina, que demostró un buen resultado en estudio por lo menos en células. Habría que pasar ahora ahora al estudio en personas”, añadió Faúndez.

En Chile, ya hay varios de estos fármacos que se están aplicando en pacientes de COVID-19. “Han sido la hidroxicloriquina, lovinaretoravid y el tocilisomac. Actualmente solo se evalúa el caso a caso”, dijo Ignacio Sánchez, tesorero del Colegio Farmacéutico y Farmacéutico Clínico.

Mientras que la eventual irrupción del remdesivir en nuestro país podría tardar algunos meses, ya que recién entrará a una tercera etapa de experimentación.

“Este fármaco no está disponible en el mercado (chileno) y no tiene una indicación todavía“, agregó Sánchez.

Lo clave es entender que estos fármacos podrían dar tiempo a favor a la espera de una vacuna contra el coronavirus porque ya existen, han sido ensayados en humanos y ahora hay que establecer las proporciones, limitaciones y efectos que nos podrían generar en búsqueda de una recuperación.

Fuente: www.futuro360.com