Miércoles, Octubre 21, 2020

Karla Borella-Leon, estudiante de 18 años de la Universidad de Seattle, fue una de las 45 elegidas para ser parte del estudio de una vacuna experimental contra el coronavirus que se llevará a cabo en Estados Unidos.

“Cuando entré en la universidad, una de las cosas que decidí fue que, en la vida, quiero ser alguien que haga un cambio en el mundo, algo bueno. Vi esta oportunidad y la aproveché”, dijo a Infobae la joven de ascendencia mexicana.

Karla aún no está al tanto de todo el proceso, pero sí sabe que pronto recibirá la vacuna: “Una vez que me inyecten, tendré que escribir un diario contando cómo me siento todos los días. Ese es el próximo paso”.

La estudiante de Química dice que no tiene miedo, pues no tendrá contacto con el virus: “Algunos de los miembros de mi familia están preocupados por los efectos secundarios, o incluso por la posibilidad de que pueda contraer el virus. Nos han explicado todos los riesgos muy claramente. En ningún punto del estudio estaré expuesta al virus. Puede haber otros efectos secundarios, pero sólo lo sabremos una vez que me inyecten”.

Karla, además, anunció que donará todo el dinero que gane por ser voluntaria: “Al ver la destrucción provocada por esta enfermedad, he decidido que donaré el dinero que reciba por mi participación a los bancos locales de alimentos”.

Primera fase de investigación
El proyecto de investigación es llevado adelante por el Instituto Kaiser y es financiado por el Instituto Nacional para las Alergias y las Enfermedades Infecciosas (NIAID). En la primera fase del estudio, los 45 participantes del estudio se dividirán en tres grupos de 15 cada uno, y recibirán una dosis diferente de la vacuna. Se pronostica que el ensayo finalice en seis semanas.

Anthony Fauci, director del NIAID, aseguró que esta potencial vacuna se elabora mediante un proceso que es mucho más rápido que los métodos antiguos. Sin embargo, este es sólo el comienzo de una serie de estudios, y si la vacuna es exitosa estaría disponible en el mundo dentro de un año y medio.

“Encontrar una vacuna segura y efectiva para prevenir la infección por SARS-CoV-2 es una prioridad urgente de salud pública. Este estudio de Fase 1, lanzado a una velocidad récord, es un primer paso importante para lograr ese objetivo”, señaló Fauci.

Fuente: www.cnnchile.com